Viernes , diciembre 15 2017
Inicio / Biología / ¿Que pasaría si no hubiera abejas?

¿Que pasaría si no hubiera abejas?

“Si las abejas desaparecieran, a la humanidad le quedarían cuatro años de vida”. O al menos eso dice esta frase que se atribuye a Albert Einstein. Resulta complicado pensar que un insecto de un tamaño tan pequeño pueda provocar cambios tan grandes en nuestra vida, pero si nos paramos a pensar las funciones que las abejas realizan… quizá lo vemos de otra forma.

¿Qué pasaría si las abejas desparecieran?

Las abejas llevan habitando la Tierra desde hace 80 millones de años, y existen cerca de 30.000 especies de abejas diferentes. Estos insectos de cuerpo peludo evolucionaron a partir de las avispas, dejando atrás la alimentación depredadora de otros insectos, por el polen.

Desde entonces, son los insectos que en mayor medida llevan a cabo el proceso de polinización. En sus vuelos de una planta a otra para alimentarse, llevan impregnado en sus patas el polen de otras plantas, lo que permite la fecundación, y por lo tanto, que la planta pueda reproducirse. El 90% de las plantas silvestres con flor dependen de insectos polinizadores, sobre todo las abejas, para existir. Por no hablar de los servicios ecosistémicos que ofrecen las abejas como la mejora de la calidad del aire que respiramos o su ayuda para mantener un clima adecuado.

Hasta aquí todo bien. Pero, ¿qué pasa? Si desaparecen las abejas, se llevarían consigo el proceso de polinización, y con ello desaparecerían algunas especies de flores y plantas, que a su vez acabarían con otros animales que se alimentan de estas plantas, y con otros animales que se alimentan de los animales que se alimentan de estas plantas… Pura cadena trófica.

Hay 100 especies de cultivos que propocionan el 90% de los alimentos en todo el mundo, y el 71% de ellos se poliniza con las abejas. Sólo en Europa, el 84% de las 264 especies de cultivo y 4000 variedades vegetales existen gracias a la polinización de estos insectos. Algunos cultivos como las manzanas, los melocotones o los calabacines, son totalmente inviables sin ella.

Pero, ¿estamos muy lejos de que desaparezcan? Las poblaciones de abejas están en declive en todo el mundo, e incluso se encuentran al borde de la extinción en algunos lugares. Las principales amenazas para su supervivencia son los efectos químicos de la agricultura industrial como el uso de plaguicidas, el conflicto con otras especies como las avispas o los ácaros y la contaminación de aire y el cambio climático.

Quizá la frase de Einstein sea exagerada y podríamos paliar los efectos de la desaparición de las abejas con formas de polinización manual. O quizá, como se cree, Einstein nunca dijo esa frase.

Lo que es seguro es que el fin de las abejas sería un importante problema por resolver.

¿Quieres más?

12 uvas de ciencia

12 uvas de ciencia

Llega el momento de cerrar el año 2016. Un año en que nuestra aventura neurótica ha …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *